Infancia / Primera Comunión

A partir de los siete años o segundo de primaria el niño inicia el proceso de educación en la fe en el seno de la comunidad cristiana a través de la catequesis parroquial. En este proceso el niño, para la celebración de su primera Penitencia y primera Comunión, recorre estas etapas:

  • Despertar religioso, cuya labor es fundamentalmente de los padres, abuelos, familia.
  • Catequesis de iniciación a la fe en Jesucristo
  • Celebración de los sacramentos del Perdón y la Comunión.

SITUACIÓN PASTORAL

El cambio profundo de valores, el proceso de secularización, la cultura de la increencia,…, han originado una variedad de formas en cuanto a la cercanía o lejanía del hecho religioso y la fe cristiana dentro de las familias de nuestro pueblo.

Y, aún siendo las realidades muy complejas, son muchas las familias que se acercan a la Parroquia para continuar transmitiendo la fe cristiana a sus hijos.

ETAPAS Y OBJETIVOS

A.- Acogida a los padres y a los niños.

A finales de Septiembre, primeros de Octubre se invita a las familias que inscriban a sus hijos a la catequesis preparatoria para la primera comunión.

Una vez que han inscrito a sus hijos se les convoca a una primera reunión para presentarles la importancia del momento como acontecimiento personal, familiar y eclesial.

Se les recuerda que son ellos los primeros responsables de la educación cristiana de sus hijos y se les invita a la colaboración que se espera de ellos: asistir a las reuniones, ser ellos mismos catequistas, seguimiento en casa de la catequesis, educar en las actitudes evangélicas, etc.

En esta primera reunión con los padres se les comunica que la catequesis será, en segundo y tercer año de preparación, un día a la semana y se les manifiesta la conveniencia de la participación de los niños en la misa dominical de las DOCE de la mañana. Es la misa de NIÑOS. En primer año los niños realizan y preparan los temas en casa.

B.- Catequesis en la casa

Una vez inscritos y elaboradas las listas se tendrá una reunión con los padres de segundo de primaria para, con ellos, acentuar en los niños el despertar religioso.

El proyecto es tener un encuentro mensual con los padres y en ese encuentro tratar, a grandes rasgos, la figura de Dios Padre, Creador, y hacer un leve recorrido por la Historia de la Salvación. Se les entrega el material a trabajar en casa.

Cada familia tendrá con su hijo un coloquio – dialogo (catequesis) semanal en su propia casa, realizando los temas que luego los niños entregan en su encuentro, todos juntos, una vez al trimestre, con párroco y catequistas.

Los padres llevarán a la reunión mensual las inquietudes e interrogantes de los niños.

C.- Primer curso en grupos (Jesús es nuestro Salvador)

En este primer curso en los locales de la Parroquia los niños, acompañados por los padres, tratarán la persona de Jesús de Nazaret (Vida, mensaje, obra,..)

Durante el primer trimestre del curso tratamos, mediante el primer anuncio del Evangelio, de afianzar en los niños el sentido de Dios y de Jesús. Es un primer anuncio que consideramos como un despertar religioso.

Los objetivos de este primer momento son:

  • Acentuar los que los padres trataron con ellos en el curso pasado. Que el niño perciba en su propia vida la cercanía entrañable de Dios Padre, que le da seguridad y le invita a crecer.
  • Que el niño empiece a expresar su propia experiencia religiosa a través de los distintos lenguajes que se viven en la comunidad cristiana, aprendiendo a nombrar las “cosas” de la fe, dirigiéndose confiadamente a Dios Padre con sus propias palabras y con algunas oraciones, procurando amar a los demás como Jesús nos enseña.
  • Despertar las capacidades religiosas del niño, mientras se desarrollan sus facultades y entra en relación con las personas y cosas que le rodean.

Tratamos de ayudar a los niños a ir haciendo suya la fe de la Iglesia en Jesucristo y la repercusión que esto tiene en nuestras vidas.

Después de este primer encuentro (trimestre) tratamos de:

  • Presentar la persona de Jesús como modelo de identificación.
  • Iniciar en la oración como relación personal y grupal.
  • Proponer de manera global y elemental los principales aspectos del mensaje cristiano.

El material utilizado es el propuesto por la delegación diocesana de catequesis de Madrid en su segundo curso (JESÚS ES NUESTRO SALVADOR). A mediados de curso, en una de las celebraciones eucarísticas de los domingos, misa de 12, de niños, se les hace entrega del evangelio.

D.- Segundo curso en grupos (La Iglesia de Jesús y los Sacramentos)

Tratamos de ayudar a los niños a vivir los sacramentos que celebran, de modo que, lejos de quedarse en los aspectos meramente doctrinales, experimenten la alegría de ser testimonio de Cristo en su ambiente de vida.

El criterio del paso a la celebración consideramos que no debe ser solo el haber asistido los dos cursos a la catequesis, sino también la madurez cristiana realizada por el niño.

Los objetivos de este segundo curso son:

  • Descubrir que ser amigos de Jesús es seguirle
  • Nosotros somos Iglesia
  • Los sacramentos en general como encuentros con Dios
  • Iniciar en los sacramentos de Bautismo, Reconciliación y Eucaristía.
  • Deseo de recibir los sacramentos, manifestado, a su modo, por parte del niño.
  • Educar en la experiencia de los valores humanos que subyacen al misterio y a la celebración de la Eucaristía como son: el sentido de la comunidad, el saludo, la acción de gracias, la alabanza, la escucha, el sentido de pedir perdón y de perdonar, el sentido de la fiesta, etc.Portada La Iglesia es nuestra madre
  • Saber y querer participar en la celebración eucarística con todo el pueblo de Dios.

La renovación de las promesas bautismales, se realizan a mediados de curso en una de las eucaristías de “Misa de niños”.

El material utilizado es el propuesto por la Delegación de Catequesis de la Diócesis de Madrid: LA IGLESIA ES NUESTRA MADRE

E.- Otros temas

A lo largo del curso en colaboración con Pastoral Familiar de la Parroquia tendremos unos encuentros con los padres de los niños para ver con ellos la TRANSMISIÓN DE LA FE EN LA FAMILIA, ACOMPAÑAMIENTO DE LO NIÑOS EN SU EDUCACIÓN CRISTIANA, etc.

F.- Continuidad del proceso catequético

Teniendo en cuenta que la celebración de la primera comunión no es una meta, sino un momento importante del proceso catequético procuramos que este proceso no se interrumpa, sino que el niño lo continúe activamente en la catequesis de la comunidad parroquial.

Los catequistas recalcan este hecho e invitan a los niños y a los padres para que continúen vinculados a la parroquia a través de la catequesis de preadolescencia.

METODOLOGÍA DE LA CATEQUESIS

Todos los temas los dividimos en tres partes:

  1. Experiencia humana sobre el tema
  2. ¿Qué nos dice la Palabra de Dios?
  3. Expresión y vivencia del grupo

Deseamos que los padres formen parte de la catequesis para lo cual en todas las sesiones que tenemos con los niños se les invita a que traten algún “punto” con los padres. La respuesta de los padres es muy variada predominando el poco interés que muestran, aunque, bien es cierto, que el número de respuestas positivas va creciendo.

En las reuniones que tenemos con los padres QUE LO DESEEN (muy pocos) se tratan, para ayudarles, los mismos temas que tenemos con sus hijos y también se les invita a integrarse en algún grupo de reflexión de adultos.

Los catequistas, siguiendo la pauta de cursos anteriores, tienen una reunión semanal alternando la preparación de los temas de catequesis con su propia autocatequesis.

EVALUACIÓN

Además de la evaluación final de curso cada dos semanas se revisan los contenidos y actitudes de los niños.

 

REUNIÓN CON LOS PADRES DE 1º AÑO DE PREPARACIÓN A LA PRIMERA COMUNIÓN (A LAS 8:00 DE LA TARDE)

En el año 2017, las Primeras Comuniones se celebrarán los sábados del mes de Mayo

————— o ————— o ————— o —————

“ITV” para PADRES de niños de 2º y 3º de Primera Comunión:

A la misma hora que los niños reciben la catequesis, los días:

24-25 octubre, 21-22 de noviembre y

12-13 de diciembre de 2016.

Copyright © 2017 Parroquia Santísima Trinidad de Collado Villalba