Ver y Descargar la Hoja Dominical

Hoy celebramos el aniversario de la dedicación de la basílica de Letrán, construida por el emperador Constantino en Roma. En un principio fue fiesta en la ciudad de Roma, luego se extendió a toda la Iglesia, con el fin de honrar a la que es llamada «madre y cabeza de todas las iglesias», en señal de unidad para con la cátedra de Pedro. La dedicación de la basílica recuerda que el bautizado es templo vivo y verdadero. Dios habita no solo en templos construidos por hombres o en casas hechas de piedra y de madera, sino en el hombre hecho a imagen de Dios. La Trinidad habita en el bautizado y lo convierte en templo. El cristiano no puede deshonrar con sus obras lo que es y lo que representa. No destruyamos nunca lo que somos, antes bien, seamos verdaderamente templos del Dios vivo ante la sociedad.