Gracias, Señor, por ser nuestro Rey.
Gracias, Señor, porque tu reino es la justicia.
Gracias, Señor, porque tu reino es el servicio.
Gracias, Señor, porque tus armas son el perdón.
Gracias, Señor, porque tus armas son el amor.
Gracias, Señor, porque tus armas son la misericordia.
Gracias, Señor, porque tu corona no es de oro.
Gracias, Señor, porque tus vestidos no son de seda.
Gracias, Señor, porque tus pies van descalzos.
Gracias, Señor, porque tu trono es una cruz.
Gracias, Señor, porque nos esperas al final de los tiempos.
Gracias, Señor, porque Tú eres el centro de nuestra vida.
Gracias, Señor, porque tu castillo es el corazón del hombre.
Gracias, Señor.

Ver todas las oraciones