El 11 de noviembre se celebra el Día de la Iglesia Diocesana.

Somos una gran familia, contigo.

Todos tenemos una misión que cumplir, unos dones que poner al servicio de la construcción de la Iglesia y del reino de Dios.

En el capítulo 21 de “El principito” podemos encontrar el diálogo entre el protagonista y un zorro que le cuenta su secreto: «solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos».

Te pedimos que hoy mires con el corazón a la gran familia de los cristianos para que puedas ver bien la generosidad de tantas personas.

Si miras con el corazón, más allá de los aspectos externos, descubrirás a una gran familia donde todos sus miembros son importantes y cada uno de ellos aporta con sus talentos lo necesario para darle esperanza e ilusión.