El domingo 17 de noviembre celebramos la III Jornada Mundial de los Pobres con el lemaLa esperanza de los pobres nunca se frustrará. Esta convocatoria es una ocasión idónea para poner de relieve el protagonismo de los más pobres en la vida de las comunidades.

El Papa Francisco dice que «los pobres no son números a los que se pueda recurrir para alardear con obras y proyectos. Los pobres son personas a las que hay que ir a encontrar: son jóvenes y ancianos solos a los que se puede invitar a entrar en casa para compartir una comida; hombres, mujeres y niños que esperan una palabra amistosa. Los pobres nos salvan porque nos permiten encontrar el rostro de Jesucristo».

Francisco se refiere a todos aquellos que hoy en día encarnan los rostros de la pobreza, como son las «familias que se ven obligadas a abandonar su tierra para buscar formas de subsistencia en otros lugares; huérfanos que han perdido a sus padres o que han sido separados violentamente de ellos a causa de una brutal explotación; jóvenes en busca de una realización profesional a los que se les impide el acceso al trabajo a causa de políticas económicas miopes; víctimas de tantas formas de violencia, desde la prostitución hasta las drogas, y humilladas en lo más profundo de su ser».

El número de personas en exclusión social en España es de 8,5 millones, el 18,4% de la población, lo que supone 1,2 millones más que en 2007, afectando principalmente a las familias con menores, jóvenes y mujeres, según VIII Informe sobre Exclusión y Desarrollo Social en España publicado por la Fundación Foessa.

Todos estos «expulsados», dice Francisco, «necesitan nuestras manos para reincorporarse, nuestros corazones para sentir de nuevo el calor del afecto, nuestra presencia para superar la soledad. Sencillamente, ellos necesitan amor». Mensaje del Papa Francisco

En el contexto de la Jornada de los Pobres, en nuestra parroquia se han celebrado algunas actividades.

El sábado 16, el grupo de jovenes ” La Compañia” ha representado la obra de teatro ” Dado a las vanidades del Mundo” de Pedro Martín Cedillo. Nos han vuelto a recordar la importancia de dejarse sorprender por Dios.

El domingo 17, Cáritas organizó un Desayuno Solidario con café, chocolate caliente y ricos bizcochos, tartas y rosquillas que preparó la Comunidad Parroquial.

En total se recaudaron 2520€ destinados a las familias necesitadas atendidas por la Cáritas de nuestra Parroquia.

Aqui más fotos.