El 25 de octubre 2020 celebramos el Día de Personas Sin Hogar bajo el lema: ” NO TENER CASA MATA”.

La vivienda es un derecho humano, necesario para preservar la dignidad de todas las personas. Las circunstancias sobrevenidas a raíz de la pandemia mundial provocada por la COVID-19 nos han resituado en un nuevo mapa histórico en el que emerge una sociedad mucho más frágil y vulnerable con una hoja de ruta más llena de incertidumbres que de certezas.

La crisis del coronavirus agrava doblemente el problema del sinhogarismo, dejando a las personas sin hogar más expuestas al virus al no poder resguardarse bajo un techo y sufriendo mayores consecuencias del desempleo.

Por eso subrayamos que la vivienda es una cuestión de salud. PORQUE VIVIR EN LA CALLE MATA, MATA TUS SUEÑOS, OPORTUNIDADES, CONFIANZA, SALUD…

Me llaman ninguno, ninguna. Soy esa persona sin hogar que vive en la calle, en el banco de la esquina de tu casa, en una pensión, en una habitación, en un centro de acogida… Antes tenía una vida diferente, pero vida sigo teniendo, aunque con mi historia por mochila

Cada vez que durante el confinamiento debido a la pandemia oía “¡Quédate en casa!”, pensaba: “¿En cuál casa? Cuando estás en un centro de acogida te sientes protegido/a, apoyado/a y tranquilo/a, pero sabes que es temporal y eso da miedo. Imagínate entonces, cómo te sientes cuando estás en la calle. Todo es Silencio. Tu voz se queda enganchada en la garganta que ya duele, duele no poder gritar, duele no poder amar. Solo en tu soledad, roto por dentro. Sin poder descansar, pensar cuesta más.  Manifiesto de la Campaña Sin Hogar 2020

Es un buen momento para ponernos en el lugar del otro, preguntarnos por la realidad que están viviendo las personas más vulnerables y tomar conciencia. ¿Y las personas más excluidas, las que no disponen de un lugar donde protegerse? ¿Me paro a pensar, a sentir cómo les está afectando esta situación a ellas? ¿Esto me moviliza de alguna manera?

 

Súmate en redes sociales a la Campaña de Personas Sin Hogar 2020