“Fue tu diestra quien lo hizo, Señor, resplandeciente de poder” (Ex 15, 16) es el lema para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2018 que se celebra del 18 al 25 de enero.

“La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos es ocasión para que conozcamos mejor el diálogo de la Iglesia católica con las Iglesias y Comunidades eclesiales sobre la doctrina de la fe, para conocernos mejor. Es, sobre todo, ocasión propicia, para intensificar la oración por la unidad visible de la Iglesia, porque esta unidad sólo puede dárnosla Dios, que es misericordioso, como don que cause nuestra alegría, librándonos de las cadenas que condicionan y atan nuestra libertad de hijos de Dios.”

“Vivimos desde el principio del cristianismo hasta el día de hoy una persecución muy grande porque somos solo cristianos, porque amamos a nuestro prójimo, porque queremos el bien para todos los seres humanos.
Como cristianos verdaderos tenemos que acordarnos siempre que la Palabra del Señor cuando ha dicho “fui extranjero, estuve encarcelado, enfermo, tenía hambre, sed, lo que hicieron con uno de mis hermanos pequeños, conmigo lo han hecho”. El día final, en la segunda venida del Señor, nos preguntará a cada uno de nosotros “qué has hecho“, no va a decirnos “qué construiste, dónde trabajabas, cuánto dinero tenías, cómo has vivido con tus seres queridos”; no, va a decirte “qué hiciste hijo con uno de mis hermanos pequeños”, y en este caso, todos nosotros, tenga uno un alto cargo o sea pobre, somos hermanos del Señor Jesucristo.

Podemos hablar mucho pero lo que el Señor busca son nuestras obras. A veces decimos que queremos ayudar pero ahora no quiero pagar el dinero, quiero el poder, necesito hacer otras cosas y ya estamos agotados de los extranjeros, de los inmigrantes… pero si tenemos fe y creemos en Dios, cuando ayudamos al prójimo no piensas cómo ayudas.
Ahora tenemos que pensar en nuestros hermanos cristianos de otros lugares del mundo, especialmente en Oriente Medio. Escuchamos que acabó la guerra en Siria, en Irak, pero nadie sabe la verdad, hoy están muriendo cristianos en muchos lugares, en Egipto, África, Oriente pero nadie pregunta por ellos, advirtió, para luego poner el foco en que también están muriendo hermanos cristianos refugiados en Europa porque no tienen donde vivir y tenemos hermanos españoles que han perdido todo, duermen en la calle, son cristianos también pero nadie quiere ayudarlos.” (Monseñor Matti)
La diestra de Dios
está plantando en nuestra tierra,
plantando semillas de libertad, esperanza y amor;
en esta tierra de muchos pueblos,
que los hijos junten sus manos
y sean uno con la diestra de Dios